¿Qué es el Grupo Lighthouse?

En esta sección se recopilan los extractos de los registros confidenciales del Grupo Lighthouse disponibles hasta el momento.

01

«Tal vez es una de las historias más antiguas. ¡Tantos relatos de quienes vislumbraron, aunque fuera por breves instantes, el reino de la muerte! Un túnel y una luz, jardines dorados y eternos, fosos inundados por las llamas. 

Si alguna de esas personas realmente cruzó el umbral, no lo puedo asegurar. Pero sí les puedo decir esto: ninguno de ellos estuvo donde estoy yo, ahora” 

Registros confidenciales del grupo Lighthouse, hablante identificado como “Gregorio”, marzo 2024.

02

Al principio no fue más que un juego de palabras, una broma compartida entre los miembros del grupo. Varios de nosotros, en particular Bastien en Francia y Nandita en Bangladesh, estaban recibiendo emisiones de la voz de una niña que repetía con acento británico su propio nombre: Leah. Fue la misma Nandita quien sugirió usar ese nombre como una sigla para la tecnología: L.E.A.H. 

Era 2016, y por entonces sólo podíamos escuchar. Cuando al fin logramos la comunicación en ambos sentidos, llegamos a conocer a Leah mucho mejor. Había fallecido en Londres a los 10 años, en 1896.

De los registros confidenciales del grupo Lighthouse.

03

La verdad es que el grupo se formó espontáneamente y con un fin muy distinto. 

Radioaficionados que mantenían un hábito antiguo y lanzaban mensajes en la noche, de un extremo a otro del mundo: de Chelyabinsk a Sao Paulo, de Malmo a Santiago. Como si fuéramos cuidadores de faros obsoletos, teníamos un fuerte sentido de comunidad aún antes de confesar que todos recibíamos inexplicables transmisiones, esas voces que tarde o temprano tuvimos que reconocer como sobrenaturales.

Ninguno de nosotros imaginó lo involucrados que llegaríamos a estar con ese mundo, y cómo un día, incluso, estaríamos arriesgando nuestras propias vidas para cuidar de esos secretos.

De los registros confidenciales del grupo Lighthouse.

04

Algunos de los contactados entregaban información que nos ayudaba a comprender la tecnología, o incluso ciertas pistas sobre la naturaleza del Área. A estos los llamábamos “guías”

Uno de ellos nos ofreció el siguiente enigma:

«No todos los que fallecen están aquí.

No todos los que están aquí, son los que fallecen.»

Un integrante Danés del grupo se obsesionó con descifrar estas líneas, y llegó a prometer que si moría antes que el resto, se pondría en contacto para revelar su significado. Así fue que empezamos a referirnos a este acertijo con su nombre: “El enigma de Mikkel”.

Mikkel falleció en 2020 y a pesar de su promesa, nunca logramos contactarlo.

De los registros confidenciales del grupo Lighthouse.

05

“¿Qué sucede entonces, cuando una persona muere? ¿Cómo se llega al área?” Le pregunté a Leyton.

El doctor suspiró antes de responder, o quizás no fue más que la estática normal de las conexiones, aquel sonido característico del otro lado, como de una costa cercana.

“Es complicado. El problema es que ustedes ven esto como un viaje donde todo sale de acuerdo a lo programado. Pero esta es la clase de viaje en que, a veces, las maletas se pierden. El vuelo se cancela o incluso puede que tengamos que bajar a un destino completamente distinto, un país desconocido. Hasta he sabido de algún caso donde el viajero, finalmente, ha sido devuelto al punto de origen. Es un tránsito lleno de eventualidades”

¿A qué se refiere, Leyton?, pregunté de inmediato. ¿Acaso sabe de alguien que conoció el área y regresó? ¿Alguien que volvió a la vida?

El sonido de la estática se volvió ensordecedor, como una marejada, y la conexión se interrumpió en ese instante.

De los registros confidenciales del grupo Lighthouse.